Deja que te cuente: Érase una vez...dice el cuento

viernes, 27 de febrero de 2015

Érase una vez...dice el cuento




Érase una vez… ¿conocéis el cuento?, de esa bella dama que dormida yacía,
sobre el lecho que sus guardianes prepararon un buen día.
Esperaban que el hechizo remitiera con el tiempo,
hacía tanto que permanecía en ese estado
que muy pocos esperaban el milagro.
Sin embargo, sus fieles guardianes de su cuerpo cuidaban,
al que por suerte, el calendario no afectaba.
Desde que callera en ese estado,
la vida alrededor pasaba de largo.
Más un día por casualidad,
un fornido joven pasó por el lugar.
Al escuchar el llanto del guardián,
la curiosidad le llevó a mirar.
Confundido por la escena,
preguntó que había pasado
y si podría ayudar.
Apesadumbrado contó el guardián,
que un malvado hechizo logró cambiar,
el destino de la joven que debía custodiar.
Pasaban días, meses, años y nada lograba alterar ni en lo más mínimo,
los efectos del descuido que la llevaría a dormir durante siglos.
Conmovido el joven galán, se acercó para admirar,
la belleza de la joven que dormía sin cesar.
Pero entonces, algo dentro le sucedió.
Algo, que nunca antes sintió.
El joven acarició su cabello,
y al roce de su piel creció el deseo.
Por la belleza de la chica atraído,
sus ojos la miraron con amor infinito.
Un impulso creció en su pecho y se acercó a su lecho.
Obnubilado no lo pudo evitar y sus labios se precipitó a besar.
Nadie pudo imaginar lo que después pasaría.
¡La dulce joven despertar parecía!,
la expectación en su guardián crecía.
La bella dama despacio se movía.
A su cuerpo agarrotado le cuesta despertar.
Las lágrimas asomaron en los ojos del guardián.
Una inmensa felicidad no pudo disimular.
El joven enamorado se acercó a su lado,
le tomó la mano y la volvió a besar.
En ese instante la bella chica se giró hacía un lado.
Y en un murmullo cansado, dijo sin pensar:
“Cinco minutitos más, Mamá”.



©Patricia Duboy

No hay comentarios:

Publicar un comentario