Deja que te cuente: A mi lado

sábado, 16 de mayo de 2015

A mi lado




Pasas por mi lado y no te das cuenta de que tus suspiros tienen a mi corazón atrapado. Caminas distraída. Y yo te espero sentada en este banco del parque al que vienes cada día. Intento adivinar lo que guarda tu silencio, cuando de soslayo me miras al pasar junto a mí. Sé que ves mi sonrisa, porque al instante sonrojada, bajas tu mirada. Tú aún no lo sabes, pero estás de mi enamorada. Y cuando pruebes mis labios, todos los besos que hasta ahora has malgastado, te parecerán como aquellos besos robados en el patio de un colegio por alguien que ni sabías que existía.
Y como aún no tienes ni idea de lo que sientes por mí, te alejas despacio, sin mirar atrás si quiera. Y te dejo ir, porque todavía no eres consciente de cuanto me amas. Hace ya siete años y tres días, que vengo hasta este banco, convencida de que ya no tardarás en comprender lo que sientes. Y sé, que cuando lo descubras, querrás recuperar todo este tiempo de una forma tan apresurada, que no puedo permitir que pierdas ni un segundo en encontrarme. Por eso, no me muevo de aquí. Y aquí estaré, esperando paciente por ese día, en el que camines a mi lado. Y ya no tengas necesidad de volver cada tarde, para pasear de su mano.



©Patricia Duboy

2 comentarios:

  1. Hola Patricia, un bonito relato, la paciencia del que espera por ese amor anhelado.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A veces, cuando se ama de verdad, se detiene el tiempo y mientras dura el amor, nos creemos capaces de todo. Gracias por pasarte Ale. Besos

      Eliminar