Deja que te cuente: Mi parada

lunes, 1 de junio de 2015

Mi parada






Me bajo aquí. No es mi parada. Ni siquiera es una parada pero ya no seguiré. Hice el viaje casi entero de pie, sujeta como podía a estas barras clavadas al techo y al suelo de cada vagón. Me duele todo el cuerpo del traqueteo y de tratar de mantener el equilibrio. Me quedé sin fuerzas. No ha sido un viaje cómodo y solo a ratos fue agradable. Por eso, he decidido bajar. Sé, que no aguantaré hasta el final. Ni siquiera sé, si lo que me esperaba en la que creía ser mi parada, era realmente lo que sueño ver. 

Quizá si pasara otro tren, aunque tuviera un destino distinto al mío, si para entonces ya estuviera recuperada, puede que decidiera subir. O aún mejor, si tuviera suerte y pudiera continuar el viaje en globo. Uno de esos de colores que se elevan muy alto en el cielo. Que bello sería sobrevolar todo, de paseo por las nubes. Poder ver todo hacerse muy pequeño bajo mis pies y así perder toda la importancia que tuviera alguna vez. No dejo de soñar, pero lo que ahora necesito, es parar. Descansar al fin. Por cuanto tiempo no sé. Tal vez necesite demasiado y mi cuerpo al fin vencido, se funda con la tierra. O tal vez, se me apaguen los sueños y el tiempo se transforme en un manto demasiado pesado como para intentar levantarme otra vez. 

Hoy se me agotaron las ganas. Y aquí me quedo, que os vaya bien.



©Patricia Duboy


6 comentarios:

  1. Ooooooh! Qué paren el mundo, al menos un rato. Entiendo la metáfora como "mi momento". No quiero trenes ni estoy para ser héroe ahora mismo!!! Muy bueno Patricia. por otro lado, a diario voy en autobús así y un día de estos pienso ir encima y atada! Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Momentos de reflexión necesaria en la vida, en los que decidir si debemos seguir el mismo camino, o agotadas dejarlo todo. Gracias por pasarte y comentar Ana, me alegra verte por aquí.
      Es segura que llegas ya cansada después del viaje, aunque encima y atada no sé bien como resulte, si lo pruebas dime como fue!
      Besos

      Eliminar
  2. Viajar por medios no convencionales, salir de rutinas y experimentar y sentir el aire, tocar las nubes, puede resultar vigorizante, renovador para cobrar nuevos bríos.
    Muy bonito, espero que te encuentres bien Pati.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cambios a veces necesarios para tomar aire y recuperar las ganas de seguir. Momentos en la vida para reciclarnos y si tenemos la oportunidad, volver a empezar. Me encuentro bien Ale, gracias guapa. Besos

      Eliminar
  3. A veces parar es querer continuar, porque así somos los humanos de contradictorios. Puede ser una parada ficticia con todos los medios imaginarios para montar una estación de autobús o de tren y esperar.....a que venga quien
    tenga que venir y que nos quiten ese dolor que se nos ha instalado en el cuerpo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esperar para recuperar esas ganas y fuerzas para volver a continuar, por un camino u otro, esperar por alguien o por nosotros mismos, esperar y volver a ser.

      Eliminar