Deja que te cuente: Te vas yendo

sábado, 6 de junio de 2015

Te vas yendo




Nada dices, todo callas.
Nada digo y mis ojos te buscan.
Te vas yendo despacio, 
y me detengo ahí donde te fuiste, 
sin saber qué te pasa.
Porque a veces, regresas. 
Y por un momento mi mundo es tuyo y mío, tu mundo.
Esa mirada en tus ojos que lo dice todo.
Ese brillo, que pronto desaparece.
Y de nuevo, te vas yendo.
Un poco más lejos cada vez, 
y no encuentro razones.
Me das y al segundo me quitas.
Y me quitas la vida a cada paso que te alejas,
y porque temo por ella, te dejo ir.
Y como más no puedo, me voy de aquí.
Así despacio, hacia donde tú nunca vuelves.



©Patricia Duboy



8 comentarios:

  1. Mucha emoción y lirismo en este poema.
    Maravilloso Patricia.
    Beso.

    ResponderEliminar
  2. Son difíciles las cosas del querer, como dice la copla, pero estoy segura de que a veces somos nosotros mismos quienes más las complicamos...

    Precioso poema, Patricia. Hallar los puntos exactos de encuentro es una afortunada rareza que no siempre tiene lugar, y tú lo has descrito muy bien :)

    Un abrazo grande!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Son muy difíciles sí, y además, como bien dices, las complicamos. Aunque siempre ayuda conocer los límites, donde empieza o donde es mejor dejarlo estar.
      Mil gracias Julia guapa, me alegra verte por aquí. Besos

      Eliminar
  3. Verbos cotidianos que contienen a duras penas una emoción a punto de romper sus paredes. Muy bueno.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las emociones poco tiempo pueden permanecer contenidas y por lo general, cuanto más tiempo calladas, con mayor presión salen al fin. Gracias por tu comentario y disculpa el retraso en la respuesta. Besos

      Eliminar
  4. Me gusta como se va desarrollando la escena de tu poema. Ese irse y saberse
    detrás y que no te vean aunque te miren y querer que no te vean y tu mirar sin que
    se sepa, en silencio. Dejar ir es de valientes, retener es de cobardes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Carmen guapa, gracias por tu comentario y perdona el retraso en mi respuesta. Así lo creo, a veces aunque no queramos es necesario dejar ir, aunque se nos vaya la vida detrás. Solo así podemos seguir y volver a empezar.
      Un beso

      Eliminar